Lunes 18/Jun Lunes, 18 de Junio de 2018 Uruguay
  • Conectamos a las personas con su felicidad y bienestar. Comunicate
    2705-6130
    098-165-994

  • "Tanto si crees que puedes, como que no, tienes razón" H. Ford
    Terapias individuales.

  • Curso: Herramientas prácticas para ser más feliz

Boletín por e-mail

Quítale el drama a tu vida

A mis consultantes siempre les aconsejo que desdramaticen las situaciones de su vida. Hay gente que vive demasiado intensamente cada pequeño detalle de su rutina, convirtiéndose en algo intolerable desde todo punto de vista. ¿Y si le quitas el drama a tu vida?

Cuando todo el tiempo estás considerando que tu pareja no te ama lo suficiente o es infiel, cuando crees que tus amigos sólo te quieren utilizar, cuando se vuelca café en tu camisa inmaculada, cuando te enfrentas a situaciones pequeñas o grandes y lo único que eres capaz de hacer es creer que es el fin del mundo, evidentemente esto se convierte en una alerta que te incita a reconsiderar tus pensamientos predominantes.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que no puedes leer la mente de las personas que te rodean. Con esto me refiero a que jamás deberías pretender entender cada pequeña acción que el otro lleva a cabo ni tampoco deberías sacar conclusiones precipitadas y erróneas. Por ejemplo, si alguien no te  respondió un mensaje de texto no necesariamente implica que no seas una persona importante, si alguien está de mal humor, no significa que ya no te quiera o que seas el causante de ese estado en el otro.

Un error de interpretación de la realidad en extremo común, es que usualmente tiendes a creer que eres el responsable de las reacciones emocionales de los demás y si bien es cierto que esto sí puede ocurrir, la mayor parte de las veces los demás están concentrados en sus propios problemas de los cuales nada tienes que ver. Así que cuando algún individuo, sea alguien muy querido para ti o un mero conocido, actúa de una manera que no te satisface, no asumas de inmediato que fuiste quien provocaste esa situación, porque generalmente estarás equivocado.

Muchas personas poseen una mentalidad fatalista y consideran que todo se está desmoronando cuando en realidad no es así. Si eres así los más mínimos detalles se convierten en pruebas fehacientes de que todo es un completo desastre y así se te convences de que nunca encontraras una persona que te ame, que jamás aparecerá ese trabajo que deseas o que pronto perderás el trabajo que conseguiste porque no te tienes confianza, que es espantoso envejecer porque seguramente estarás enfermo, etc, etc. ¿Por qué siempre esperar lo peor de todo? Esta actitud pesimista conduce a dos cosas, primero a una angustia poderosa y segundo, puedes sin quererlo concretar ese temor tan terrible mediante la profecía autocumplida. Cuando tu mente se encapricha con un resultado, inconcientemente hará todo lo posible para que se haga realidad y es así que si temes a que alguien te abandone podrás estar tan inseguri que puedes llegar a generarlo. Puedes tener tanto miedo a equivocarte que en vez de concentrarte en el trabajo tu mente se dispersa y evidentemente sí vas a equivocarte. Tus actos reflejan tus pensamientos y si éstos son netamente dramáticos estás invocando aquello que dices repudiar. Puedes darte por vencido en tu corazón antes de poner nuestras energías en lo que realmente deseas.

Darle demasiada importancia a los hechos triviales de la vida es una gigantesca pérdida de tiempo. Si te ensucias la ropa limpia por accidente es mucho más util cambiarte lo antes posible en vez de perder diez minutos insultando al cielo, si te caes es mejor levantarse lo antes posible en vez de considerarte un torpe, si llegas tarde lo mejor es llegar con una sonrisa dulce que con rostro de culpable.

Tantos detalles increíblemente irrelevantes pueden arruinarte todo un día si no cambias de actitud de inmediato. Es conocida esa frase que dice “desearía no haberme levantado de la cama hoy” Pues bien, sólo porque un par de eventos no coincidieron con tu deseo no quiere decir que es un día perdido, el asunto es que cuando ocurre el primer accidente ya estás a la defensiva y todos los sucesos venideros entraran en los cánones del dramatismo. Toma las cosas como son, algo es tan molesto como tú lo permites que sea, pasa por alto la primer cosa mala que te ocurra en la mañana y verás como el resto del día se desenvuelve con naturalidad. Basta conque vayas caminando con una actitud malhumorada para que tu rutina se convierta en un infierno.

Tantas situaciones, discusiones, problemáticas, pueden ser solucionadas si tan sólo intentas verlas desde una perspectiva objetiva, racional y empática. Si quieres  ser más feliz este es uno de los secretos más importantes: ¡el drama no sirve absolutamente para nada! Toma el control de tu vida cuestionando aquellas cosas que te hacen sentir triste, de seguro comprenderás que muchísimas situaciones son mucho más inocentes de lo que crees. Date una oportunidad y brindales a los demás una oportunidad también. Dile adiós al drama y aprende a sonreír más. La felicidad yace en los detalles, un cambio de perspectiva puede ser el comienzo de un cambio de vida.

 

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Tópicos :
drama rutina mal día mal humor
Redes sociales

Info.

Info.
Uruguay Psicología Positiva Uruguay
Tel : (+598) 27056130
Celular : (+598) 098165994
Horario : Lunes a viernes de 9hs a 21 hs
Dirección : Presidente Gral. Oscar Gestido 2587 Montevideo Uruguay mapa
Aceptar las emociones para ser feliz
02/Oct

Aceptar las emociones para ser feliz

Todos los sentimientos, incluso la rabia o enojo, cumplen un objetivo. Reconocerlos y no negarlos, a pesar de que generen sufrimiento, finalmente genera más bienestar