Domingo 20/Oct Domingo, 20 de Octubre de 2019 Uruguay
  • Conectamos a las personas con su felicidad y bienestar. Comunicate
    2705-6130
    098-165-994

  • "Tanto si crees que puedes, como que no, tienes razón" H. Ford
    Terapias individuales.

  • Curso: Herramientas prácticas para ser más feliz

Boletín por e-mail

El sano disfrute de la nada

El estrés y el poco descanso hizo que un diseñador brasileño sufriera el Síndrome del Quemado. Como respuesta, impulsó un movimiento para desenchufarse de todo.

Son tiempos vertiginosos. Apenas hay tiempo para levantarse y aprontarse, dejar los hijos en la escuela, ir a trabajar y agendar las reuniones para las 13.00, 13.45 y 14.17. El celular suena -como todo el santo día- para avisar un contratiempo y ya hay que coordinar para que alguien pase a recoger a los nenes. Hay necesidad de hacer tiempo extra en la oficina, como alternativa a llevarse el trabajo a la computadora de la casa, previo uso de la tablet para no perder tiempo durante el trayecto. Preparar/comprar/improvisar una cena, organizar el día de mañana y prepararse para disfrutar, con suerte, de unas módicas seis horas de sueño. Todo esto sin dejar de estar atento al Facebook, Twitter o cualquier cosa que indique qué está pasando, qué pasaría, adónde voy y adónde debería ir. En medio de toda esta locura, lo más revolucionario es hacer absolutamente nada.

El Club de Nadismo -traducido del portugués Clube de Nadismo-es un movimiento creado por el diseñador brasileño Marcelo Bohrer, quien viviendo en Londres sufrió del Síndrome del Burnout -Síndrome del Quemado- producto del estrés. A causa de ello, se le ocurrió llevar adelante esta iniciativa que puede resumirse en hacer absolutamente nada -no atender el celular, no mirar el reloj, no hacer ningún esfuerzo, en lo posible no pensar- durante por lo menos una hora, sin culpas ni prisas. Algo así como el Movimiento Slow (lento) pero llevado a su máxima expresión. Formado en el año 2006, los adeptos a esta corriente se reunían en lugares tranquilos, preferentemente parques, a hacer fiaca sin ningún complejo. Si no pueden ir al lugar concertado, directamente ponían su switch personal en off en el lugar más cómodo que tuvieran a mano.

El Nadismo ya tiene unos 7.000 miembros en Brasil. Allí ya tienen un "día oficial", 13 de diciembre, y presencia en todos los Estados. Sus mayores feudos son Porto Alegre -ciudad natal de Bohrer y San Pablo, inmensa urbe donde detenerse a ver la vida pasar es casi imposible. El fenómeno ya tuvo un par de réplicas internacionales: Londres y Nueva York (no en vano otras dos gigantescas y agobiantes metrópolis), donde ya se habla de Nothingism Club.

Equilibrio.

Más allá de que el Nadismo (nombre también de una corriente literaria colombiana) pueda parecer una versión esnob de la vagancia lisa y llana, hacer verdadera pausa es más una necesidad que un privilegio, incluso en estos tiempos veloces y consumistas, donde el éxito está vinculado a la capacidad de producir (lo que sea). "Un poco de ocio, de mirar el techo un rato hacer actividades que nos den placer son absolutamente necesarios. Recargar nuestro cerebro nos conecta con nosotros y con los demás. Nos da la energía necesaria para continuar con nuestras obligaciones sin desgastarnos y contribuye también a conectarnos con nuestro mundo interior", dice la psicóloga Mariana Álvez Guerra, especializada en Psicología Positiva.

La psicóloga social Verónica Massonier, vinculada también al mundo empresarial por sus consultorías, dice que esta tendencia surge como reacción a un modelo que vinculaba el éxito con el hacer y tener más, y hasta menospreciaba el tiempo para dormir. El tema es que ese vértigo comenzó no solo a pasarle facturas a la salud de los individuos sino también a la vida social. "Eso fue una señal de que se estaba ante el límite: no podíamos continuar por ese camino si deseábamos vivir una vida más o menos larga y satisfactoria".

En una especie de manifiesto subido a su página web (www.clubedenadismo.com.br), Bohrer apunta alto y dice que lo que propone el Nadismo es una importante "transformación cultural": "La conciencia de que hacer nada no es perder el tiempo sino una forma muy valiosa de aprovecharlo. Así, literalmente sin hacer nada, aprendemos a desacelerar y vivimos mejor". En ese mismo portal se subraya una palabra clave: equilibrio. Así, esos momentos de no hacer funcionan como contrapeso para el estrés.

Massonier insiste con el concepto del cambio de mentalidad como contexto que habilita esta tendencia, al tiempo que subraya su carácter provocador. "El Nadismo es una señal de esta corriente de cambio. Como todos los movimientos testimoniales, plantea un choque con la corriente mayoritaria y lo hace a través de acciones que generan visibilidad. No es el primero; hace algunos años se habla del Movimiento Slow. Lo interesante de esta propuesta es que maneja algunos códigos de nuestro tiempo: la ironía (con un espíritu de juego y desafío), el concepto de movimiento en red (con las propuestas que convocan a movidas públicas a través de redes sociales) y la idea de incluir una aplicación para teléfonos celulares que se puede descargar (y que, en otro gesto de ironía, pone en silencio al propio celular durante un rato)".

En Práctica.

La consigna suena gloriosa. La propia cuenta en Facebook del Nadismo está llena de fotos envidiables de gente tirada en parques, jardines y playas. Postales que ilustran cielos, mares y copas de los árboles desde una inconfundible perspectiva horizontal. No es cuestión de pasarse para el otro lado. "No hacer absolutamente nada de nada atenta contra la autoestima", recuerda Álvez Guerra. "Aunque la consigna es positiva, sí creo que es difícil implementarla en la rutina; si la familia no trabaja en equipo se puede volver muy complejo", sostiene esta psicóloga y vuelve a enfocar en la realidad pura y dura: "Yo puedo tener toda la voluntad de tener unos minutos para mí, pero si tengo que cocinar, bañar al nene, limpiar la casa, se va a complicar sin ayuda".

Mientras, los cultores del Nadismo (que aún no llegó a Uruguay como movimiento) siguen convocándose por redes sociales a tirarse a pasar el rato en los parques; en Porto Alegre el punto de encuentro suele ser una plaza municipal. Una colchoneta y a desenchufarse. Aunque se fija una hora de inicio, esta es bastante flexible; total, el que llega tarde no se ha perdido de nada.

LOS 4 MANDAMIENTOS DE UNA BUENA FIACA

El Nadismo se basa en cuatro premisas base para que cualquiera pueda disfrutar de la mejor manera su momento de no hacer absolutamente nada.

- STOP AND ENJOY. "Este tiempo es suyo para que usted disfrute y no haga nada, sin prisas. Pueden ser algunos minutos, media hora, la tarde entera. Eso no importa. Sí debe ser un tiempo `perdido` haciendo nada. No se preocupe del reloj. Detenga todo y simplemente aproveche ese tiempo".

- ENTRÉGUESE. "Abandónese a la intención de hacer nada. Olvide cualquier meta, el Nadismo no tiene ningún propósito. Tampoco hay una técnica para `nadear`, ¡el nadismo es free style! Usted simplemente está tirado, en total pasividad, como una planta o una piedra. Por caso, cuando menos se esfuerce, mejor será su práctica de nadismo. ¡Sea totalmente inútil! Entréguese sin hacer nada y disfrute ese relax".

- SOSIÉGUESE. "Privilegie el silencio y la inmobilidad. Apague la PC, el notebook y el celular. Desconéctese y váyase a un lugar tranquilo, donde nadie lo pueda molestar. Cierre la boca y acomódese. En un buen nadismo no pasa nada, usted está quieto y el mundo continúa girando".

- OBSERVE. "Esté de ojos abiertos observando pasivamente el mundo a su alrededor. Muchos pensamientos surgirán en su cabeza, pero usted no tiene que hacer nada con ellos. Cuide de no caer en la trampa de ganar tiempo con pensamientos `productivos`". Fuente: www.clubedenadismo.com.br

Enlace :
Tópicos :
disfrute nadismo brasil optimismo bienestar
Redes sociales

Info.

Info.
Uruguay Psicología Positiva Uruguay
Tel : (+598) 27056130
Celular : (+598) 098165994
Horario : Lunes a viernes de 9hs a 21 hs
Dirección : Presidente Gral. Oscar Gestido 2587 Montevideo Uruguay mapa
Buen Día Uruguay: La dieta de la Felicidad
26/May

Buen Día Uruguay: La dieta de la Felicidad

Estuvimos conversando en Canal 4 sobre este innovador curso para potenciar nuestros pensamientos optimistas y mejorar el relacionamiento que tenemos con la alimentación