Lunes 25/Sep Lunes, 25 de Septiembre de 2017 Uruguay
  • Conectamos a las personas con su felicidad y bienestar. Comunicate
    2705-6130
    098-165-994

  • "Tanto si crees que puedes, como que no, tienes razón" H. Ford
    Terapias individuales.

  • Curso: Herramientas prácticas para ser más feliz

Boletín por e-mail

Estrategias para incrementar tu optimismo II

Aquí la segunda parte con más técnicas para poner en práctica y mejorar tu optimismo

Cambiando tu estilo explicatorio

La gran diferencia entre optimistas y pesimistas es su manera de explicar las situaciones que les suceden, esto se conoce como estilo explicatorio. El mismo involucra tres grandes áreas que son la permanencia, la personalización y la omnipresencia (ubicuidad en algunas traducciones). El pesimista creerá que las adversidades no pueden ser derrotadas y que siempre estarán presentes afectando todos los aspectos de su vida. La persona cree que es ella misma la causante de todo sus contratiempos, sin tomar en consideración las circunstancias y las demás personas que la rodean, e incluso sí cree que no es su culpa continua creyendo que nada está en su poder para hacer el cambio.

Primero tenemos que tener en claro ciertos conceptos para poder detectar lo que nos ocurre y podes utilizar esto a nuestro favor. Las explicaciones que le damos a un evento pueden tener las siguientes características:

  • Permanentes: la causa es algo que persistirá y no podemos hacer nada para cambiarlo
  • Temporales: la causa es algo cambiante, transitoria
  • Omnipresentes: la causa puede afectar varias situaciones
  • Especificas: La causa solamente afectará algunas situaciones
  • Personales: Yo soy la causa
  • Impersonales: La causa está relacionada con otras circunstancias o personas 

La personalización es un concepto muy importante que implica saber distinguir hasta qué punto en realidad somos responsables de lo que está ocurriendo. ¿Siempre dices que es tu culpa cuando algo ocurre? ¿Atribuyes tu culpa a la manera en la cual te comportas o a tu carácter? Si atribuyes la culpa a tu comportamiento es algo más manejable, ya que las conductas son cambiantes eso sería una visión más temporal. 

En nuestras interacciones no siempre somos culpables ni siempre somos inocentes, tenemos que intentar medir las situaciones de la manera más objetiva y exacta posible, si siempre te echas la culpa no podrás disfrutar tranquilamente de tus relaciones con los demás. 

Ahora pongamos un ejemplo para ver cómo esto se desarrolla en determinada situación. Supongamos que un chico está molesto porque su novia lo llamó la noche anterior diciéndole que necesitaba tomarse un tiempo de la relación, ante este hecho él piensa “Ahí vamos de nuevo, está de mal humor seguramente, en una semana estará mejor, siempre se le pasan estas locuras” Esta explicación estaría dentro de la categoría de temporal (el humor es cambiante) es omnipresente porque el estado de ánimo de su novia afecta varias situaciones y es impersonal, porque la de la loca idea es ella y no él. 

Ante las diversas experiencias de nuestra vida, nuestras explicaciones y pensamientos estarán relacionados con algunos de los conceptos previamente enumerados. Ahora tú puedes hacer un ejercicio, escribe una situación cualquiera y piensa cuáles son las explicaciones que tiendes a brindarle a tus circunstancias. Los optimistas consideran que las causas buenas son las permanentes, omnipresentes y personales, ten esto en cuenta a la hora de comenzar a cambiar tus explicaciones.

 

Disputando pensamientos negativos

El problema con las cosas que nos decimos a nosotros mismos es que las consideramos verdades absolutas. Es hora de que aprendamos a disputar esos pensamientos que tomamos como ciertos por el simple hecho de que decidimos creer que así es. Nuestras creencias no son más que hipótesis que tienen que ser puestas a prueba.

Primero tendríamos que aprender a evitar a exagerar la magnitud de nuestras creencias e interpretaciones acerca de las cosas que nos suceden. Disputar efectivamente involucra tener argumentos sólidos, no basta con decirse lindas frases, tenemos que buscar las evidencias positivas que nos demuestren que no todo es tan terrible como pensamos.

Cuando la catarata de pensamientos negativos aparece, el primer paso que tenemos que tomar es el de calmarnos y darnos un tiempo prudencial para pensar. Hay que distanciarse de esos pensamientos para poder sopesarlos objetivamente. Muchas veces puede haber algo de cierto en ellos, pero eso no quiere decir que sea tan cierto como creamos. Por ejemplo, podemos no tener pareja en el momento actual y por eso creer que siempre nos equivocamos en la elección amorosa, pero supongamos que sí te equivocaste un par de veces, eso no quiere decir que te volverá a suceder en el futuro ni que te quedaras solo para siempre. La verdad de nuestra vida debe ser puesta a prueba, porque muchas de nuestras verdades no son más que un constructo de pensamientos catastróficos que en realidad no reflejan toda la certeza de nuestros actos. 

Al pensar en las evidencias que respaldan tu teoría, debes tomarte el tiempo para buscar aquellas que estén en contra también, de esta manera te aseguras de disminuir tu tendencia a ver sólo una cara de la moneda. Otra táctica es generar alternativas, ¿de qué otra manera puedes considerar la situación? Recuerda pensar en contexto, las situaciones están repletas de detalles muchos de los cuales ni siquiera conocemos, sería arrogante de nuestra parte considerar que sabemos todo de una situación cuando en realidad no es así.

Si un evento malo nos ocurre tenemos que detener la avalancha de pensamientos que nos dicen que cosas terribles nacerán de esto, deja de preguntarte ante cada pelea con tu pareja ¿qué pasaría si mi esposa me deja?, ante un llamado de atención de tu jefe ¿qué pasaría si me despidieran? Y si esto sucediera, ¿qué tan terrible sería? Sé específico y brinda detalles a esta respuesta.  ¿Cómo harías para mejorar la situación? Ahora pregúntate, ¿qué es lo mejor que podría pasar en esta situación? Usualmente no ocurrirá ni la peor ni la mejor, será algo intermedio. 

El estar preparado para las situaciones brindará un poco de calma, en lugar de asustarte, piensa en un plan de ataque. ¿Cómo puedes trabajar en ti? ¿Qué puedes hacer ante ese evento en particular? ¿Cómo puede suavizar una pelea? Tomar acción, sentirte dueño de la situación te brindará más paz. 

La vida es tan díficil como ustedes decidan verla, siempre habrán contratiempos y dolor, pero eso no significa que serán eternos, lo malo también se termina y no pierdan la esperanza de salir adelante. Si ustedes no pueden llevar a cabo estos consejos por sí mismos, no duden en buscar ayuda, todas las herramientas que puedan utilizar a su favor serán bienvenidas.  Sigan trabajando en su camino hacia la felicidad porque es el más hermoso y el que sin duda vale más la pena.

 

¿Te Gustaría Que Trabajáramos Contigo Para Potenciar Tu Bienestar Emocional y Tu Optimismo?

Tópicos :
optimismo técnicas pensamientos negativos
Redes sociales

Info.

Info.
Uruguay Psicología Positiva Uruguay
Tel : (+598) 27056130
Celular : (+598) 098165994
Horario : Lunes a viernes de 9hs a 21 hs
Dirección : Presidente Gral. Oscar Gestido 2587 Montevideo Uruguay mapa
El optimismo sanador
14/Jul

El optimismo sanador

Una investigación científica prueba la conexión entre ser positivo y menor riesgo de muerte cardíaca y por cáncer.