Domingo 28/Feb Domingo, 28 de Febrero de 2021 Uruguay
  • Conectamos a las personas con su felicidad y bienestar. Comunicate
    2705-6130
    098-165-994

  • "Tanto si crees que puedes, como que no, tienes razón" H. Ford
    Terapias individuales.

  • Curso: Herramientas prácticas para ser más feliz

Boletín por e-mail

http://www.elpais.com.uy/files/article_main/uploads/2014/11/21/546f4328b84d3.jpg

http://www.elpais.com.uy/files/article_main/uploads/2014/11/21/546f4328b84d3.jpg

La hora de festejar las rupturas

Las fiestas de divorcio para celebrar el fin de una relación amorosa o matrimonio infeliz son cada vez más comunes en el mundo. Ayudan a superar el duelo, dicen.

Glynda Rhodes es una organizadora de eventos estadounidense de 51 años que tiempo atrás halló una nueva veta laboral. Un día se le apareció una mujer que pretendía hacer una excursión a un campo de tiro. "Nunca en su vida había agarrado una pistola, pero trajo su vestido de boda al campo y lo colgó (para dispararle)", contó Rhodes a la BBC en una nota reciente. Esa fue la primera divorciada que la contrataba para consignar su separación de algún modo. Para exorcizar su ira y sentirse más liviana. Para, de una forma ritualizada, festejar el fin de su relación.

En la actualidad, las fiestas de divorcio se han convertido en un negocio harto lucrativo en Estados Unidos, donde nació la movida y se estima que la mitad de las bodas carecen de final feliz, pero ya se ha extendido a varios países. Incluso en Uruguay hace tiempo que locales que ofrecen show de strippers para despedidas de solteras reciben además reservas para festejar divorcios. También comienzan a conocerse casos de recién separados que organizan celebraciones, ya sea en la intimidad de una casa como en un completo salón de fiestas.

A los campos de tiro, Rhodes sumó más opciones. Discotecas, restaurantes, campos de golf, espectáculos de striptease y hasta saltos en paracaídas son parte del menú ofrecido por The Divorce Party Planner, la empresa que terminó fundando en 2012, frente al incremento de esta tendencia. Esta incluye también todo tipo de tortas (algunas con motivos casi espeluznantes, aunque siempre tratando el tema desde el humor) y souvenirs para festejar la separación de la otrora media naranja.

La cuestión que se pone sobre la mesa es si esta nueva moda es saludable, o si se trata de frivolizar un proceso que en realidad resulta muy doloroso. En ese sentido, hay dos visiones contrapuestas entre los que se hallan a favor y en contra.

La psicóloga uruguaya Sandra Jegerlehner, por ejemplo, opina que "correr a festejar un suceso vital, inmediatamente después de que el hecho sucede, y más cuando hablamos de una pérdida o una separación, está sin duda queriendo mitigar, ocultar, el dolor que en el fondo produce, por más que la separación se haya realizado en las más sanas condiciones y en buenos términos. Una separación implica, justamente, separar muchas cosas que hasta ese momento estaban unidas o relativamente unidas". Por eso, concluye que no resulta un modelo favorecedor, en particular para transmitir a los hijos. "Estos festejos nos pueden estar mostrando para el afuera que todo esta bien. Sin embargo son procesos que hay que elaborar", explica.

No obstante, otra rama de la psicología lo ve como un modo positivo de atravesar un mal momento. En otras palabras, como una manera de aceptar la pérdida —o, por qué no, el fracaso— por medio de un ritual que alivia y que al mismo tiempo ayuda a dar un cierre con una sensación de esperanza al futuro.

La psicóloga Mariana Alvez coincide con esta visión. "Creo que este nuevo enfoque de festejar la disolución de un matrimonio cumple el objetivo de desdramatizar la situación dolorosa que se está viviendo. Cuando nos casamos estamos ilusionados y repletos de objetivos y cuando los mismos no se cumplen o suceden situaciones bastante desagradables, nos queda un sabor amargo. Terminar una relación puede deprimir y creo que este intento un poco más maníaco de reírse de lo sucedido ayuda a muchos a entrar en paz con el divorcio", dice.

Alvez comenta que ha tenido pacientes que se integraron a este nuevo fenómeno y asegura que "usualmente lo hacen por ellos mismos". "No es para demostrarle nada a nadie, sino para sentirse finalmente liberados y hacer una celebración porque entendieron que lo mejor que les podía pasar era divorciarse antes de que las cosas empeoraran o siguieran atados a una relación que en realidad no resultó positiva".

Claro que la idea funciona siempre que estas celebraciones se hagan luego del proceso de duelo correspondiente, donde se pudo transitar debidamente el dolor, poder hacer un cierre, dejar ir el odio o el resentimiento. "Ahora, si se realizan con el único objetivo de empeñarse en demostrarle al ex que ya no importa ni un poquito o intentamos tapar la angustia con una exagerada euforia, ya no sería recomendable. Siempre y cuando se realice desde un lugar saludable para la persona se puede ayudar a exorcizar un poco las emociones negativas asociadas al divorcio", aclara la terapeuta, que adhiere a la llamada psicología positiva, corriente que considera fundamentales para el bienestar el apoyo emocional de los demás.

"Poder contar con el sostén de amigos y familia hará la situación más llevadera. Considero que si bien puede ser una moda, pareciera una moda para quedarse. Hay tantas posibilidades de celebrar que ¿por qué no celebrar un divorcio también?".

UN NEGOCIO QUE CRECE CADA VEZ MÁS

Hotel ofrece un "divorcio feliz"

El matrimonio hace el check in el viernes y el domingo ya se van cada uno por su lado "felizmente divorciados". Esa es la idea de Divorce Hotel, la primera cadena de alojamiento para separados en el mundo, que ya tiene seis hoteles asociados en Holanda y uno en Nueva York. La empresa fue ideada por Jim Halfens, cuya premisa es que un divorcio debería ser rápido y no muy caro; aunque el fin de semana en el reducto cuesta alrededor de 4 mil dólares. El hotel cuenta con un plantel de abogados, escribanos, psicólogos y agentes inmobiliarios. Los excónyuges duermen separados pero comen juntos si el divorcio es amistoso y así lo desean. "Estamos convencidos de que cuando las parejas deciden divorciarse lo quieren hacer de forma positiva y decente", dice Halfens.

Enlace :
Tópicos :
divorcios fiesta despedida ruptura
Redes sociales

Info.

Info.
Uruguay Psicología Positiva Uruguay
Tel : (+598) 098165994
Horario : Lunes a viernes de 9 hs a 20 hs
Dirección : Francisco Soca 1247/of.802 Montevideo Uruguay mapa
La Felicidad en tiempos de Pandemia
09/Ene

La Felicidad en tiempos de Pandemia

Nuestra Directora visitó nuevamente el programa La mañana en casa